8 jul. 2014

Inspiración global: Miami

Miami

Miami, ciudad global y centro de negocios, comunicación, arte y entretenimiento, es la novena área metropolitana más importante Estados Unidos y la tercera en nivel de ingresos. 
En 2008 fue galardonada con el premio a "La Ciudad más limpia en Estados Unidos" de la revista Forbes por sus notables esfuerzos en mejorar la calidad del aire, crear más espacios de áreas verdes y abastecer agua potable. 
Es vibrante, divertida y ecléctica, combinación que la hace uno de los destinos predilectos para vacacionar. Es un referente de moda, artes plásticas y escénicas, aspectos reflejados en su misma arquitectura como galerías de arte e incluso hoteles. Entre ellos se encuentra el Pelican Hotel.




Pelican Hotel

El Pelican Hotel fue inaugurado en junio de 1994 con el propósito de convertirse en el emblema del estilo artístico e irreverente de South Beach, Miami. Este hotel boutique pertence a la marca italiana Diesel Jeans, la cual dejó impregnada su filosofía en cada rincón, escenario del excéntrico y surreal sentido del humor refinado por la inspiración Art Decó.





La esencia de este hotel lo convierte en un santuario de la moda, la música y el arte. Ese sello distintivo de originalidad es llevado a sus 25 habitaciones, las cuales son completamente diferentes entre sí. Prueba de esto son algunos de sus inusuales nombres como "Psychedelic (ate) Girl", "Big Bamboo", "Executive Fifties" y "Best Whorehouse".  Cada una de ellas fue creada y nombrada por el decorador de interiores sueco Magnus Ehrland. 


Suite inspirada en los Beatles: penthouse principal del hotel. 
Sala-comedor y baño del Penthouse 1. Esta habitación es una de las favoritas de los huéspedes. El juego de texturas y colores hace volar la imaginación y exalta cada uno de los sentidos. De aire contemporáneo y ecléctico, se inspira en el arte pop y en el mobiliario de aspecto futurista industrial con algunos toques de excentricidad y materiales reciclables. Los mosaicos y los ornamentos Art Decó garantizan que la estancia en esta suite sea una experiencia inolvidable.  





Habitación 203 llamada "Executive Zebra" que contrasta la excentricidad de la inspiración animal con materiales orgánicos, cálidos y sobrios. Incorpora un binomio infalible, blanco y negro, como toque de elegancia inusual sin pretensiones. 





Habitación 215 llamada "Best Whorehouse", inspiración del toque opulento y decadente de los burdeles de antaño. Transporta al huésped rápidamente a otra época y a otro estado de ánimo. 





Al ver la fusión de estilos y épocas de este hotel, nos viene a la mente la maison francesa que adoptó esta filosofía para dejarle al mundo un legado sin precedentes de elegancia atemporal: Lanvin. 


En la temporada Primavera- Verano 2014, Alber Elbaz, diseñador en jefe de Lanvin revivió la pasión por las confecciones impecables adornadas de pedrería y encaje, la suntuosidad de las telas metálicas, el brillo del satín y la vibra ecléctica de la combinación de estos elementos.  





 Su apuesta elegante y siempre innovadora se permite jugar con texturas y estampados sin perder su esencia. Crea outfits de impacto con piezas individuales por sí mismas sobresalientes y no teme mezclar épocas ni diferentes inspiraciones. En eso consiste la belleza del sello que imprime: que su  majestuosidad trascienda cualquier descripción o estereotipo para dar lugar a la contemplación de su obra.



 Los accesorios son imprescindibles: las imponentes piezas de bijoux y cristales no temen oscilar entre el estilo de los años 20, el art decó,  la irreverencia de los mensajes escritos y la tendencia animal que aclaman los expertos esta temporada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario